Endometriosis – Tratamiento inmunológico

Artículo original del blog de la Dra. Lara Briden – Traducción por la terapeuta Sofía SloboParisí

La endometriosis no es una afección hormonal. Se ve afectada por el estrógeno, pero no está causada por el estrógeno o por la «dominancia estrogénica». Por el contrario, la endometriosis es una enfermedad inflamatoria e inmunitaria de todo el cuerpo, y posiblemente una enfermedad microbiana.

¿Qué implica esto en relación al tratamiento?

Por un lado, significa que las píldoras e inyecciones anticonceptivas no son las herramientas adecuadas para tratar esta afección. Aunque los anticonceptivos hormonales pueden a veces aliviar los síntomas de la endometriosis, no son una medicina basada en la evidencia para esta enfermedad. Del mismo modo, los tratamientos naturales para «equilibrar las hormonas», como el Vitex, no hacen mucho, o nada, por la endometriosis. 

El futuro del tratamiento de la endometriosis es el tratamiento inmunológico. 

Causas de la disfunción inmunitaria en la endometriosis

Los investigadores siguen debatiendo si la endometriosis es, de hecho, una enfermedad autoinmune. Ciertamente, la endometriosis es similar a otras enfermedades autoinmunes, pero a fin de cuentas, probablemente no importa si se clasifica oficialmente como una enfermedad autoinmune o simplemente como una enfermedad de disfunción inmunológica.

La disfunción inmunitaria está en el centro de lo que ocurre con la endometriosis. Por ejemplo, la disfunción inmunitaria es lo que impide que el sistema inmunitario elimine las lesiones endometriales. También es lo que promueve el crecimiento y la invasión de esas lesiones. Así que la gran pregunta es «¿qué está causando la disfunción inmunológica?». Y parece ser una combinación de los siguientes factores:

  • Cuestiones genéticas
  • Epigenética (cambios heredables en los genes por la exposición a toxinas como las dioxinas)
  • Posible alergia al níquel.
  • Macrófagos disfuncionales (los macrófagos son un tipo de célula inmunitaria)
  • La presencia de la toxina bacteriana LPS (lipopolisacárido) en la pelvis.

La hipótesis de la contaminación bacteriana de la endometriosis

Las personas con endometriosis tienen un alto nivel de bacterias gramnegativas en el microbioma pélvico y los investigadores creen que la toxina LPS (lipopolisacárido) de esas bacterias podría desempeñar un papel en el desarrollo de la enfermedad.

El origen más probable de las bacterias gram negativas en la pelvis es la translocación desde el intestino. Es decir, el movimiento de bacterias o toxinas bacterianas desde el intestino, lo que es más probable cuando hay un sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) que causa permeabilidad intestinal.

👉 Consejo: El vínculo con el SII (sindrome del instestino irritable), el SIBO (sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado) y la alergia al níquel podría ser la razón por la que una dieta baja en FODMAP (carbohidratos fermentables) alivia los síntomas de la endometriosis.

El LPS estimula los macrófagos y otras células inmunitarias para que liberen mediadores inflamatorios.

Hay algunas líneas más de evidencia que indican que las bacterias podrían ser un impulsor de la endometriosis:

  • Las personas con antecedentes de infección ginecológica tienen el doble de probabilidades de desarrollar endometriosis
  • Los antibióticos pueden aliviar los síntomas de la endometriosis
  • En un estudio reciente con animales se demostró que los antibióticos reducen el tamaño de las lesiones de endometriosis

Esto no significa que las bacterias causan directamente la endometriosis; significa que las toxinas bacterianas pueden impulsar o empeorar la enfermedad en combinación con otros factores.

Un posible escenario de sintomatología es el siguiente:

  • Presencia de lesiones de endometriosis
  • + un sistema inmunológico vulnerable a la disfunción, ya sea por genética o por cambios epigenéticos de las toxinas (o ambos)
  • + el aumento natural de estrógenos que se produce con el ciclo menstrual.
  • + un irritante como la alergia al níquel o la toxina LPS

Entonces, además de la extirpación quirúrgica de las lesiones de endometriosis (intervención que apoyo), ¿cuáles son las mejores maneras de tratar la disfunción inmunológica subyacente que impulsa la endometriosis?

Tratar la disfunción inmunitaria de la endometriosis

  • Calmar el sistema inmunitario evitando estrictamente las proteínas que alteran el sistema inmunitario, como el gluten, la caseína A1 de los lácteos de vaca y, posiblemente, los huevos. Evitar estrictamente significa evitar por completo durante un período de prueba de ocho semanas. ¿Por qué? Porque si eres sensible al gluten, como muchas personas con endometriosis, incluso una pequeña cantidad puede generar una cantidad significativa de inflamación. Según el Dr. Jeffrey Braverman, inmunólogo especializado en reproducción, la mayoría de las mujeres con endometriosis tienen el genotipo asociado a la enfermedad celíaca.
  • Considera la posibilidad de llevar una dieta baja en níquel si tienes alergia al níquel o a las joyas.
  • Considera la posibilidad de tomar uno o más de los siguientes medicamentos naturales inmunomoduladores: zinc, N-acetil cisteína (NAC), cúrcuma o curcumina, resveratrol, melatonina, vitamina A.
  • Corrige el SIBO (sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado) con un tratamiento natural como la berberina, que reduce las bacterias gramnegativas y la toxina LPS. La berberina aún no se ha estudiado para la endometriosis, pero sí para la adenomiosis, que es una enfermedad similar. En un estudio, los investigadores pudieron demostrar que «la berberina mejora la progresión de la adenomiosis inducida por el LPS». La berberina no es segura durante el embarazo y puede interactuar con otros medicamentos. Consulta con tu médicx.
  • Reducir la activación de los mastocitos y la histamina porque los mastocitos son actores importantes en la disfunción inmunitaria de la endometriosis. Los mastocitos también son muy sensibles a los estrógenos. Para obtener más información sobre los estrógenos y la reducción de la activación de los mastocitos y la histamina, lee la nota “El curioso vínculo entre los estrógenos y la intolerancia a la histamina” del blog de Lara Briden.
  • Busca un tratamiento hormonal para la endometriosis, como la progesterona natural o la progesterona micronizada oral, que suprime las lesiones de la endometriosis pero también ayuda a normalizar la función inmunitaria. La progesterona puede funcionar tan bien como los fármacos progestágenos como Visanne y el DIU hormonal, pero con menos efectos secundarios. Puedes leer la historia Hannah, una paciente de Lara Briden, en el capítulo 9 del Manual “Cómo mejorar tu ciclo menstrual”. 

Acceso al artículo original: https://www.larabriden.com/endometriosis-treat-the-immune-system/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.