La Respiración Circular del útero (RCU) reduce los niveles de cortisol y regula el eje HPA

Nuestro sistema inmunológico está condicionado por el entorno y la vida que llevamos. Las ciudades, el capitalismo, la competencia, la adicción al smartphone, las redes sociales, la rutina, la homogenización, el smog, los agroquímicos en nuestros alimentos… son grandes disruptores hormonales de nuestro biorritmo. Las luces artificiales, la comida industrializada y refinada, los vínculos de ajenidad, el miedo, la violencia interiorizada, el machismo y las micro-violencias sociales… por sólo nombrar algunos, forman parte de la infinidad de estímulos crónicos que nos pueden llevar a un estado de alerta constante (tensión corporal generalizada, estado emocional defensivo, tensión diafragmática, tensión del músculo pubo-coccígeo, respiración entrecortada y superficial).

Éste estado de alerta crónico genera cascadas de hormonas inflamatorias y hace que nuestro sistema inmunológico gaste todos sus nutrientes en mantenernos en alerta, constantemente. El cortisol, la llamada «hormona del estrés» es una de las que más se desequilibra por esta constante alerta en la que está inmerso nuestro nuestro ser. Así, se des-regula el delicado equilibrio de nuestro complejo organismo.

Cuando la producción de cortisol se activa diariamente, esto puede derivar en una desregulación del eje HPA, que es el eje de glándulas compuesto por el hipotálamo, la glándula pituitaria y las glándulas suprarrenales. La desregulación de este eje puede derivar en problemáticas tales como anovulación, insomnio, estrés crónico, ansiedad, amenorrea, debilitamiento del sistema inmune, síndrome premenstrual, fatiga premenstrual, entre otros. (1) Como vemos, la desregulación de este eje está totalmente relacionado con la desregulación de las hormonas sexuales y afecta al ciclo ovárico.

¿Cómo ayuda la RCU a la regulación del cortisol y del eje HPA?

La respiración, su estudio y sus prácticas, junto con un entorno cuidado y afectivo, nos lleva de vuelta a poder conectar con todos los delicados mecanismos internos que nos traen bienestar, relajación, empatía y conexión. Cuando entrenamos el arte de respirar o practicamos técnicas de respiración, se activa el programa de relajación y fluidos anti-inflamatorios. Al relajarnos, el cuerpo y la emoción se abre, y con ésto viene la disponibilidad emocional para sentirnos, registrar nuestras necesidades y atendernos. Lo mismo para con el entorno.

Durante la práctica de la RCU utilizamos la respiración consciente, llevando la atención a diferentes partes del cuerpo y respirando con diferentes ritmos en ellas. Ésto puede estimular diferentes fibras del nervio vago, observando así un rango amplio e integral de la estimulación vagal, ya que la respiración se enfoca en diferentes zonas en donde el nervio vago inerva como el útero, el corazón, la garganta, entre otros, así como el cambio en la intensidad de las respiraciones, logrando así la estimulación y el aumento del tono vagal.

El nervio vago es un nervio que parte desde nuestro cerebro y se extiende por el cuerpo, inervando («conectando») los músculos faciales, la garganta, el corazón, los pulmones, los intestinos y el útero, llevándoles información desde el cerebro y tomando la información de éstos órganos y llevándola de regreso al sistema nervioso central. Tiene un rol central en la salud psicológica, física y comunitaria. La estimulación del tono vagal a través de ciertos ejercicios de respiración, como lo es la Respiración Circular del Útero, induce a la relajación, a la calma y a la resiliencia emocional (2) y aporta a la regulación del eje HPA en relación al cortisol (3).

«Un tono vagal alto está asociado con una mejor salud, lo cual incluye una mejor digestión, menor inflamación del sistema inmunológico, resiliencia emocional y longevidad. La estimulación del nervio vago ha sido recientemente aprobada como un tratamiento novedoso para la depresión. Puede también aliviar migrañas y reducir la inflamación. El tono vagal alto también aumenta la oxitocina y el sentimiento de altruismo. Es por esto que algunos investigadores se refieren al nervio vago como el nervio del amor o de la compasión. Según el Dr. Dacher Keltner, la activación vagal es la fuente de los sentimientos de calor y expansión en nuestro pecho cuando experimentamos (o siquiera pensamos) en el amor humano». Lara Briden, Médica Naturópata especialista en salud menstrual (traducción de la autora).

La producción de oxitocina está relacionada al crecimiento, la sanación y la resiliencia, pero por sobre todo está relacionada a los procesos sexuales, no sólo el parto, el apego y la lactancia, sino también a la eyaculación, la producción de fluidos sexuales y a la elección de personas con las cuales nos relacionamos sexo-afectivamente. La oxitocina es una hormona que estimula todas las zonas erógenas del cuerpo, que son las que contienen receptores de oxitocina. (4) Al llegar la hormona a los tejidos con sus receptores específicos, ubicados en haces musculares inervados al sistema nervioso parasimpático, genera que estos vibren y suceda algo parecido a un latido (contracción-distensión) provocando que los músculos se revitalicen (5)
Es por esto y mucho más que recomiendo fervientemente la práctica de la Respiración Circular del Útero como técnica para ayudar contrarrestar los efectos del estrés y la activación crónica del cortisol que específicamente hayan afectado al sistema sexual, como la respuesta sexual, la libido, la capacidad orgásmica, la sensibilidad corporal y genital, así como también que hayan afectado a ciclo menstrual-ovulatorio (amenorrea, anovulación, ciclos irregulares, dismenorrea -dolor menstrual-, endometriosis, SOP, entre otras afecciones). 

CURSO VINCULADO A LA TEMÁTICA: Respiración Circular del Útero

(1) Whirledge S, Cidlowski JA. Glucocorticoids, stress, and fertility. Minerva Endocrinol. 2010 Jun;35(2):109-25. PubMed PMID: 20595939 + Schumacher S, Kirschbaum C, Fydrich T, Ströhle A. Is salivary alphaamylase an indicator of autonomic nervous system dysregulations in mental disorders?–a review of preliminary findings and the interactions with cortisol. Psychoneuroendocrinology. 2013 Jun;38(6):729-43. PubMed PMID: 23481259 + Sjörs A, Ljung T, Jonsdottir IH. Long-term follow-up of cortisol awakening response in patients treated for stress-related exhaustion. BMJ Open. 2012;2(4). PubMed PMID: 22786949(2) Tasman A, Lieberman J, Kay J. Complementary and Alternative Treatments in Psychiatry. In: Brown P, Gerbarg PL, Muskin PR, editors. Neurophysiological Model of Vagus Nerve Stimulation Pathways. 2nd ed. London UK: Wiley and Sons Ltd; 2003. pp. 2171–2. + Fokkema DS. The psychobiology of strained breathing and its cardiovascular implications: A functional system review. Psychophysiology. 1999;36:164–75. + Sovik R. The science of breathing – the yogic view. Prog Brain Res. 2000;122:491–505.
(3) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5455070/ + https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6636643/ + https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8272667/ + Janakiramaiah N, Gangadhar BN, Naga Venkatesha Murthy PJ, Harish MG, Subbakrishna DK, Vedamurthachar A. Therapeutic efficacy of Sudarshan Kriya Yoga (SKY) in dysthymic disorder. NIMHANS J. 1998;17:21–28. + https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6189422/  + Pan NL, Liao CF, Jiang MJ, HP Lu, CL Wang, AM Huang. Proceedings World Conference Expanding Paradigms: Science, Consciousness and Spirituality. New Delhi, India: All India Institute of Medical Sciences; 2006. Serum levels of brain derived neurotrophic factor before and after the practice of Sudarshan Kriya; pp. 156–60. + Carter JJ, Byrne GG, Brown RP, Gerbarg PL. Multi-component Yoga Breath Based Program Reduces PTSD in Australian Vietnam War Veterans: A Randomized Controlled Trial. Los Angeles, CA: Symposium on Yoga Therapy and Research; 2009. + 24. Sageman S, How SK. International Symposium on Sudarshan Kriya, Pranayam and Consciousness. New Delhi: All India Institute of Medical Sciences; 2002. Can treat the cognitive, psychodynamic, and neuropsychiatric problems of post traumatic stress disorder. Proceedings: Science of Breath; pp. 28–31. Agte VV. Sudarshan Kriya Yoga for Improving Antioxidant Status and Reducing Anxiety in Adults. Alternative and Complementary Therapies. 2008;14(2):96–100.
(4) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7495339/ + https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5868755/ + https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8397059/ + https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3327158/ +  PEDERSEN C.A. ET AL ‘Oxitocin in maternal, sexual and social behaviours’,  ‘Annals of the New York Academy of Sciences’, 1992; 6527; y  NEWTON,N., ‘Maternal emotions’,  Nueva York 1955.
(5) «La represión del deseo materno y el matricidio a la  luz de la neurología y la práctica clínica neonatal»(Casilda Rodrigañez, Jaca, 2006). «El matricidio: correlación entre líbido y fisiología» (Casilda Rodrigañez, Zaragoza, 2006). ODENT, M., ‘¿El final del asesinato de Cristo?’, revista francesa L’Arc nº 83, (www.esternet.org). LABORIT,H., SCHORE, A.N., LLOYD DE MAUSE y NILS BERGMAN  (‘Le portage Kangaroo,’ ‘La Leche League France’, marzo 2005).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *