Los beneficios de la Respiración Circular del Útero y su relación con el nervio vago

Introducción

Hace tiempo vienen siendo estudiados desde la ciencia los beneficios de realizar diferentes tipos de técnicas de respiración. Ésto ya ha sido estudiado por las antiguas ciencias védicas como el Ayurveda (medicina de la India) y explicadas a través de su sistema de conocimientos. La ciencia hegemónica occidental lleva menos tiempo en ésta tarea, y en ese poco tiempo ha encontrado innumerables beneficios para la salud tanto física como psicológica. 

La respiración está intrínsecamente conectada con las emociones y con los pensamientos: todo es conectado por el mismo hilo que es la conciencia, la mente como órgano de cognición. Y dentro de éste sistema, la respiración es uno dispositivos de auto-regulación. Por ejemplo, cuando sucede un evento que interpretamos que podría poner en riesgo nuestra integridad, el ritmo respiratorio cambia, y toda la respuesta fisiológica y hormonal pone a nuestra disposición la posibilidad de huir o luchar para sobrevivir. Ésto es la inteligencia de la vida misma. Esta respuesta está programada para suceder en un ambiente natural (no artificialmente creado por el humano, lo cual suele no respetar la propia naturaleza saludable, si bien hay otros casos/experiencias en donde sí se respeta). Así como existe éste sistema de lucha/huida que genera una cascada de hormonas inflamatorias (adrenalina y cortisol) para posibilitar la supervivencia, existe otro programa en nuestro sistema nervioso, que funciona desde la relajación y el contacto: el sistema parasimpático. Cuando nuestro sistema nervioso interpreta que estamos en un ambiente agradable, cuidado y nutricio, en donde podemos entrar en contacto con nuestros pares humanos, el programa que empieza a correr en nuestro sistema genera una cascada hormonal de hormonas des-inflamatorias como la oxitocina, la serotonina y la dopamina.

¿Para qué necesitamos entonces de las técnicas de respiración u otros apoyos,

si nuestro sistema se auto-regula?

Nuestro sistema viene siendo condicionado por la vida que llevamos. Las ciudades, el capitalismo, la competencia (de cualquier tipo), la adicción al smartphone, las redes sociales, la rutina, y la homogenización, son grandes disruptores hormonales de nuestro bioritmo. Las luces artificiales, la comida industrializada y refinada, los vínculos de ajenidad, el miedo, la violencia interiorizada, el machismo y las micro-violencias sociales… por sólo nombrar algunos, forman parte de la infinidad de estímulos crónicos que nos pueden llevar a un estado de alerta constante (tensión corporal generalizada, estado emocional defensivo, tensión diafragmática, tensión del músculo pubo-coccígeo, respiración entrecortada y superficial) por cómo significamos éstos estímulos/eventos/pensamientos. Éste estado de alerta crónico genera cascadas de hormonas inflamatorias y hace que nuestro sistema inmunológico gaste todos sus nutrientes en mantenernos en alerta, constantemente. 

Sumado a ésto, la falta de promoción de espacios comunitarios donde crear tejido social y comunitario para sostenernos y apoyarnos entre todxs, la cultura del odio a lo diferente, la pobreza (económica y de valores humanos) y la falta de educación sexual afectiva e integral, hacen que los espacios en donde poder descansar, darnos un abrazo, mirarnos, escucharnos y relajarnos sean muy reducidos y cada vez menos. Generalmente quedan reducidos al ámbito de «la pareja», siendo ésta atravesada por las relaciones de poder y sometimiento, o como mínimo, los micro-machismos. A lo que voy con todo ésto: ¿En qué momento y dónde nos contactaremos con la relajación y el contacto, si no hay marcos ni encuadres en donde hacerlo? ¿Si estamos constantemente llamadxs a la acción, a la productividad? 

Así, se des-regula el delicado equilibrio de nuestro complejo organismo, por los constantes estímulos anteriormente nombrados. La respiración, su estudio y sus prácticas, junto con un entorno cuidado y afectivo, nos lleva de vuelta a poder conectar con todos los delicados mecanismos internos que nos traen bienestar, relajación, empatia y conexión. Se activa el programa de relajación y fluidos anti-inflamatorios. Al relajarnos, el cuerpo y la emoción se abre, y con ésto viene la disponibilidad emocional para sentirme y para sentir a otrxs.

La respiración y el nervio vago

El nervio vago es un nervio que parte desde nuestro cerebro y se extiende por el cuerpo, inervando («conectando») los músculos faciales, la garganta, el corazón, los pulmones, los intestinos y el útero, llevándoles información desde el cerebro y tomando la información de éstos órganos y llevándola de regreso al sistema nervioso central. Tiene un rol central en la salud psicológica y física. 

«El nervio vago tiene influencia en los órganos corporales pero también es influenciado por ellos. A través del nervio vago el cerebro monitorea el cuerpo para saber si está todo funcionando bien, y si esto es así, saber que podemos relajarnos. Al estimular el nervio vago con diferentes ejercicios de respiración u otras prácticas, se incrementa el tono del sistema parasimpático cerebral, o también llamado, «tono vagal» y así, el sentimiento de calma. Un tono vagal alto está asociado con una mejor salud, lo cual incluye una mejor digestión, menor inflamación del sistema inmunológico, resiliencia emocional y longevidad. La estimulación del nervio vago ha sido recientemente aprobada como un tratamiento novedoso para la depresión. Puede también aliviar migrañas y reducir la inflamación. El tono vagal alto también aumenta la oxitocina y el sentimiento de altruísmo. Es por esto que algunos investigadores se refieren al nervio vago como el nervio del amor o de la compasión. Según el Dr. Dacher Keltner, la activación vagal es la fuente de los sentimientos de calor y expansión en nuestro pecho cuando experimentamos (o siquiera pensamos) en el amor humano. Lara Briden, Médica Naturópata especialista en salud sexual-menstrual (traducción de la autora). 

«El cuello del útero es destacable ya que tiene tres diferentes nervios que llevan la sensación desde él: el nervio pélvico, el nervio hipogástrico y el nervio vago». Komisaruk descubrió que el nervio vago lleva sensaciones desde el cuello del útero directamente dentro del cerebro, rodeando la espina dorsal, mientras estudiaba que aquellas personas con la médula espinal afectada aún pueden tener orgasmos por estimulación del cuello del útero. «No conozco ningún otro órgano en el cuerpo que tenga tres diferentes sets de nervios sensoriales que tomen del órgano y lleven su sensación desde éste. El cuello del útero debe entonces tener una función fisiológica muy importante». Barry Komisaruk, neurocientifico y profesor de psicología de la Universidad de Rutgers (traducción de la autora).

Algunos tecnicismos sobre la Respiración Circular del Útero

En el taller de Respiración Circular del Útero realizamos una primera parte de relajación y respiración con énfasis en la exhalación con sonido. Sostenemos este tipo de ejercicios con foco en la exhalación por boca por más de media hora, lo cual genera un impacto sumamente beneficioso para nuestro sistema nervioso, a través de la activación del nervio vago y el aumento del tono vagal. Éste tipo de respiración es utilizada durante el proceso de Respiración Circular del Útero per sé también, en momentos específicos. 

Durante la práctica de la RCU utilizamos la respiración consciente, llevando la atención a diferentes partes del cuerpo y respirando con diferentes ritmos en ellas. Ésto puede estimular diferentes fibras del mismo nervio vago, observando así un rango amplio e integral de la estimulación vagal, ya que la respiración se enfoca en diferentes zonas en donde el nervio vago inerva como el útero, el corazón, la garganta, entre otros, logrando así su estimulación y el aumento del tono vagal. 

Seguiré estudiando y profundizando en la investigación sobre ésta profunda práctica para poder seguir echando luz a su entendimiento. 

Si tenés información que pueda aportar, ¡sos bienvenidx a enviarmela! info@sofiasloboparisi.com

Bibliografía y estudios científicos que apoyan el entendimiento de los beneficios de la Respiración Circular del Útero

Oxitocina, La hormona de la calma, el amor y la sanación – Krestin Uvnas Moberg

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7652107?dopt=Abstract

https://sites.google.com/site/casildarodriganez/la-funcion-organica-y-social-de-la-sexualidad Yoga y Ayurveda, Dr. David Frawley, USA https://web.archive.org/web/20070724181835/http://www.psicol.unam.mx/profesionales/psiclinica/iem/descargas/RESUMEN%20ARTICULOS%202.pdf

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3573542/ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6137615/ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5455070/ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5769199/ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/25607119/ https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/18222135/?i=7&from=/25607119/related

CURSO VINCULADO A LA TEMÁTICA: RESPIRACIÓN CIRCULAR DEL ÚTERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *