Los tampones y tu salud

Recopilando información para una investigación sobre los cambios químicos y hormonales producidos en la mujer que desencadenan la menstruación y cómo eso se muestra a través de nuestras emociones y cuerpos, tuve la gracia de encontrarme con un artículo de la Oficina para la Salud de la Mujer (España), en donde se habla del riesgo asociado a la utilización y mal-utilización de los tampones que se venden en el mercado.

Copio aquí el link original y agrego una imagen con los detalles: http://womenshealth.gov/espanol/publicaciones/nuestras-publicaciones/hojas-datos/menstruacion.pdf (ver última página)

Al igual que estarán ustedes lo estarán ahora, me ví totalmente sorprendida por la gravedad del asunto y sobre todo por mi total desconocimiento al respecto.  

La Oficina para la Salud de la Mujer de España indica:

«Los tampones deben cambiarse por lo menos cada cuatro a ocho horas. Asegúrese de utilizar el tampón de la menor capacidad de absorción que necesite para su flujo. Por ejemplo, utilice la capacidad de absorción júnior o regular en el día de flujo menos abundante de su periodo. Si utiliza un tampón de súper absorción en sus días de flujo menos abundante, tendrá un mayor riesgo de síndrome de shock tóxico (toxic shock syndrome, TSS). El TSS es una enfermedad poco frecuente pero algunas veces fatal. Las mujeres jóvenes pueden tener una mayor probabilidad de padecer TSS. El uso de cualquier tipo de tampón, de cualquier capacidad de absorción, implica un mayor riesgo de TSS que las toallas higiénicas. El riesgo de TSS puede disminuirse o evitarse no utilizando tampones, o alternando entre tampones y toallas higiénicas durante su periodo.»

 Heme aquí, mujer de 25 años, hace 4 años ferviente «defensora» de las toallitas ecológicas

pero anteriormente consumidora desde mi primer ciclo menstrual -hasta hace 4 años- de las compresas comunes del mercado y los tampones comerciales, enterándome del terrible riesgo para la salud de todas que los últimos implican, sobre todo. 

¡No tenía idea que el tema del tamaño del tampón influyera en la posibilidad de tener un mayor o menor Shock Tóxico! Jamás leí las letras chiquitísimas de las cajas de tampones. Doy gracias por haber dejado de utilizar ese tipo de productos hace tiempo ya, pero me preocupan todas las otras millones de mujeres que sí lo siguen haciendo.

 También descubrí casos (2013) en donde una chica falleció por el Shock Tóxico: http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/tampon-sindrome_de_shock_toxico-campana-infeccion-adolescente_0_1701525213.html

 Asimismo, encontré en un archivo del periódico El País (España) que data de 1980 en donde se ve la correlación entre el uso de tampones y el síndrome del «shock tóxico»: http://elpais.com/diario/1980/11/06/sociedad/342313207_850215.html

 Si bien estoy segura que las compañías que venden estos tipos de productos buscan reducir el daño que los mismos producen a las mujeres y que la tecnología avanza a cada año, disminuyendo las posibilidades de generar complicaciones, es importante que las mujeres tomemos conciencia de que este tipo de situaciones suceden, perjudican y pueden ser muy graves, para empezar a tomar otro tipo de decisiones respecto a qué usar y cómo manejarnos durante la menstruación y el gran cuidado que debemos tener, acompañado siempre de la profundización en todos los temas que atañen a nuestro cuerpo de mujer.

 Te recomendamos que leas nuevamente nuestro artículo sobre toallitas ecológicas y la copa menstrual, haciendo click aquí.

 Esperamos toda esta información nos genere más conciencia, nos permita cuidarnos y querernos más a nosotras mismas y entre nosotras.

CURSOS VINCULADOS A LA TEMÁTICA: MENSTRUAR – Soberanía y autogestión / Respiración circular del útero / Gineco-Ecología® y Método sintotérmico / Booklet 1 Soberanía de la sexualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *