“Lo que muchas personas no saben y no son informadas es que nuestro cuerpo combate al virus del HPV de la misma manera que a cualquier otro virus. Como a la gripe, por ejemplo. El truco para sanarte de HPV tiene dos puntos básicos: 1) Mejorar tu sistema inmunológico para que haga lo que naturalmente hace, que es buscar y destruir los cuerpos virales que replican el virus. 2) Investigar la causa que energéticamente te hizo susceptible y hacer cambios en tu vida para re-establecer tus límites internos. El sistema inmune es nuestra protección. Es nuestro sistema guardián y da cuenta de cuánto protegernos de invasores externos mirando la fortaleza de nuestra conciencia sobre nuestros límites. Esto es algo de lo que la medicina occidental no habla. El HPV y la Displasia Cervical no son SÓLO síntomas físicos, sino más bien indicaciones de que algo más profundo necesita ser mirado”.

Denell Barbara Nawroki, Medical Doctor, USA (IG @cervicalwellness)

Traducción por Sofía SloboParisí

¿Tengo HPV?

Recordemos que el 80% de la población sexualmente activa es portadora del virus del HPV (ya que el preservativo “masculino” no lo previene completamente) y la mayoría de las personas no presentan síntomas. Podés contagiarte del virus y no manifestar ningún síntoma en el momento del contagio, pero en algún momento de tu vida, donde tu sistema inmunológico está bajo, comenzar a presentar síntomas. Éstos síntomas dependen de la cepa del virus que te haya contagiado. Varían desde verrugas genitales, anales o pélvicas, molestias o dolor en el cérvix, manchas en el cérvix, entre otros síntomas no avanzados.

¿Por qué mi sistema inmune no elimina el virus?

Además del estrés, la causa Nro 1 de todos nuestros males, que se lleva todos nuestros nutrientes y nos desgasta energéticamente, es importante entender posibles causas subyacentes a la mayor sensibilidad/deterioro de los tejidos del cérvix que promueven que la enfermedad del HPV se instale y progrese, para dejar de perpetuarlas, como por ejemplo: intervenciones médicas bruscas, no consentidas, no informadas, violentas, obligadas, no deseadas; o mantener relaciones sexuales que generan dolor en el cérvix durante cierto tiempo sostenido, entre otras. También la falta de educación sexual integral y de conocimiento y reconocimiento del útero y del cérvix tienen un rol fundamental. Los tejidos expuestos a éstos u otros eventos contendrán dentro de sí una sensibilidad mayor, además de memorias emocionales de tensión, dolor y trauma.

¿La alimentación infiere?

Sí, tener una alimentación correcta con los micronutrientes necesarios para que tu organismo pueda combatir el virus y eliminarlo, es necesario. Pero, aún así, los alimentos que consumimos no llegan a suplir naturalmente las cantidades que necesitamos, ya que hoy en día necesitamos 3 veces más micronutrientes que hace 50 años, por la cantidad de disruptores endócrinos y contaminación a la que estamos expuestxs.

Eliminar cualquier alimento industrializado y refinado en el paso 1.

Tomar agua filtrada es el paso 2.

Consumir alimentos agroecológicos y/u orgánicos es el paso 3.

Elegir una suplementación natural, integral y adecuada es el paso 4

(consultá con un terapeuta de nuestro equipo o médicx integral para esto).

¿De qué herramientas dispone la medicina hegemónica?

La medicina actualmente propone esperar a que el virus remita sin apoyar al sistema inmunológico de ninguna manera, u operar si el virus avanza hacia un alto grado a través de LEEP o conización para las lesiones en el cuello del útero (las cuales tiene potenciales consecuencias sobre la salud sexual y orgásmica; referencias al final de éste artículo), o a través de la topicación con ácido, en caso de ser verrugas (que también tiene efectos adversos que complican la vida sexual de muchas personas). En casos más severos, donde la enfermedad avanza o es recurrente, propone la histerectomía (extracción quirúrgica de todo el útero y cuello del útero).

Como prevención se propone la vacuna del HPV la cual, por un lado, no previene el contagio de todas las cepas, y por otro lado, ha presentado muchísimos efectos adversos en muchísimas mujeres, habiendo generado muertes y enfermedades MUY graves. Las bases de datos nacionales e internacionales UMC, VAERS y European Medical Agency remiten 76.303 casos reportados al 2017, en los que se incluyen muertes, reacciones adversas del sistema nervioso no recuperables, cáncer y displasia cervical provocadas por la vacuna, y muchísimas otras reacciones recuperables. Encontrá más información en la AAVP, Asociación de Afectadas por la Vacuna del HPV (http://asociacion.aavp.es) en donde un listado de 42 profesionales de la salud piden la revisión de los protocolos de producción de la vacuna por su nivel elevado de yatrogenia.

Una visión integral

El cérvix es el epicentro de la receptividad de nuestros cuerpos. Si continuamente está siendo maltratado, expuesto, intervenido, cortado, raspado, golpeado, invisibilizado en sus funciones fisiológicas y emocionales, entonces el cuerpo busca la forma más directa y manifiesta de sanar: a través del dolor o las afecciones. Las afecciones, síntomas o enfermedades son guardianes. Es la manera que el cuerpo encontró de darnos a conocer una circunstancia que necesita de nuestra atención amorosa. Las afecciones sanarán una vez que hayamos atendido el tiempo suficiente la parte de nuestro cuerpo que necesita nuestra atención consciente, encontrando formas saludables de sanar (incluyendo en ello los tratamientos que cada persona en cada circunstancia necesite y pueda acceder). Un tratamiento integral necesita de un abordaje multidisciplinario: Cambio de hábitos en relación a factores estresantes (trabajo, vivienda, familia, etc), cambio de alimentación hacia una que fortalezca y eleve el sistema inmunológico, suplementación de nutrientes, tratamientos tópicos (ayurvédicos, por ejemplo) en el cérvix, técnicas de respiración que ayuden a mejorar el sistema inmunológico, meditación, psicoterapia, desintoxicación, depuraciones, estudios clínicos y ginecológicos actuales, entre otros.

Hacé click aquí para acceder a una meditación gratuita para comenzar el camino de sanación de tu sexualidad

Papers científicos sobre los efectos de la respiración y meditación para una mejor respuesta inmune

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3573542/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6137615/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5455070/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5769199/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/25607119/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/18222135/?i=7&from=/25607119/related

Papers científicos sobre los potenciales efectos adversos del LEEP y la conización

DOI: https://doi.org/10.1016/j.jsxm.2016.04.012   ISSM (International Society of Sexual Medicine)

Papers científicos sobre los potenciales efectos adversos de la vacuna del HPV

NCBI – National Center of Biotecnology Information (USA)

PMID: 28730271  

PMID: 29859731

PMID: 26376014

http://caps.cat/images/stories/pdf/aumentoincidenciacancerdecervix_estudiocompleto.pdf

https://asociacion.aavp.es/

Papers sobre la utilización de medicina ayurvédica para el tratamiento del HPV, el Cáncer y la Displasia Cervical

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30563141

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29044755

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23628394

Bibliografía consultada

Imagen obtenida de google.com / En la imagen observamos un cérvix (cuello del útero) con su Os (orificio externo del canal endocervical) a través del uso de un espéculo (instrumento que se introduce en el canal vaginal y separa las paredes vaginales para poder ver a través del canal, el cervix, que se encuentra al final del mismo

CURSO VINCULADO A LA TEMÁTICA: Salud del Cérvix y HPV