Anticoncepción natural

Mi experiencia con los métodos de anticoncepción natural fue de mucha transformación y fortalecimiento internos. Se dio de una forma natural: Empecé yendo a los círculos de mujeres, registrando mis fases, todos los cambios de mi cuerpo a lo largo del oleaje del ciclo menstrual, y cómo eran acompañados por emociones o tendencias variables. Descubrí que la psicología de mi ser era diferente en cada momento de mi ciclo, que mi energía sexual también lo era; que estas variaciones tenían una recurrencia a lo largo de mis registros… Esto me dio un lugar interno donde sostenerme, donde estar tranquila por dentro, bailando la danza de las mareas de mi vida. Entendí a la fertilidad como una fuente de creatividad y no sólo como algo a lo que temerle por sus capacidades reproductivas.

Luego de un buen tiempo de registro, profundización y estudio en los métodos de anticoncepción natural, empecé a experimentarlos con un compañero con quien podía hablar de ello; alguien en quien confiaba porque se involucraba, alguien que sentía que mi sexualidad y mi placer eran importantes para él, y que apreciaba que la forma de gestionar nuestra fertilidad era cosa de ambos. Elegimos en conjunto. Aprendimos en conjunto. Esto es muy importante si querés hacer esto con una pareja: aprender a comunicarnos, a encontrar las maneras, es clave para gestionar nuestra fertilidad y que fluya el amor.

Ya han pasado 5 años de este camino y me inspira mucho seguir expandiendonos como cuerpo colectivo de mujer: que el placer y la sexualidad no sean tabú ni estén colmados de miedo, sino que sean herramienta de transformación masiva.

Leé más Pastillas Anticonceptivas: lo que no nos contaron

CURSOS VINCULADOS A LA TEMÁTICA: Booklet 1 – Soberanía de la Sexualidad/ Gineco-Ecología® y Método sintotérmico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *