Ecofeminismos – El valor de nuestros cuerpos y de la tierra

Nuestros cuerpos humanos y el planeta tierra tienen algo en común: Son parte del mismo sistema. Decir que tienen “algo” en común es una minimización, porque en realidad, no son separados. Por más que nos hayamos criado en ciudades, lejos -en mayor o menor medida- de la cotidianidad del medioambiente natural, seguimos siendo parte de la enorme complejidad y maravilla que es nuestro hogar: La tierra. Las cuatro paredes en las que solemos vivir, el poco contacto con los elementos de la naturaleza y con nuestros 5 sentidos, nos alejan de nuestro origen y de lo que nos es saludable. Cada vez más alienación, pero cada vez más también es el llamado a la conciencia.

El sentirnos separadxs de nuestro medioambiente lo pone en un lugar de “objeto” de nuestro uso y consumo. ¿Por qué hablamos sobre esto? Porque esta forma de vincularnos con el medio ambiente, nos sucede con cualquier vínculo/sujeto/cuestión de la que nos sentimos separadxs. La socialización patriarcal que tenemos todxs viene proponiendo estas formas de vincularnos: utilitarias, egóticas, faltas de registro, aisladas. Lo que necesitamos reconocer es que estas formas no son sostenibles ni sustentables. Son autodestructivas.

Uso hoy “lenguaje ecológico” no sólo porque mi primera formación académica fue en Gestión Ambiental, sino porque está transversalmente relacionada con mi trabajo en educación sexual integral afectiva, ginecología natural, vincularidad sana, ayurveda ytantra. Existe una corriente dentro de los feminismos que engloba en un sistema de pensamiento a todas estas temáticas, y es llamada Ecofeminismo. Te contamos un poco más sobre esta temática aquí, para que sigamos reflexionando y deconstruyendo las formas violentas de vincularnos entre nosotrxs y con nuestro medioambiente, para reconocer los mecanismos autodestructivos que venimos perpetuando y nos planteemos el cambio desde adentro (de mí mismx, de mis vínculos, de mi casa, de mi comunidad y medioambiente) muy seriamente.

✔ «El ecofeminismo es un movimiento que ve una conexión entre la explotación y la degradación del mundo natural y la subordinación y la opresión de las mujeres. Emergió a mediados de los años 70 junto a la segunda ola del feminismo y el movimiento verde”. Mary Mellor 

✔ “El ecofeminismo nació como contestación a lo que desde ese movimiento definen como apropiación masculina de la agricultura y de la reproducción, (es decir, de la fertilidad de la tierra y de la fecundidad de la mujer) que habría derivado más tarde en el desarrollismo occidental de tipo patriarcal y economicista. Según el ecofeminismo esta apropiación habría producido dos efectos perniciosos: la sobreexplotación de la tierra y la mercantilización de la sexualidad femenina”. (wikipedia) 

✔ «El ecofeminismo trata de la conexión y la integración de la teoría y la práctica. Reafirma el valor y la integridad particulares de cada ente vivo. Pensamos que la devastación de la Tierra y de los seres que la pueblan por obra de las huestes empresariales y la amenaza de la aniquilación nuclear por obra de las huestes militares son preocupaciones feministas. Son manifestaciones de la misma mentalidad masculinista que pretendía negarnos el derecho a nuestro cuerpo y a nuestra sexualidad y que se apoya en múltiples sistemas de dominación y de poder estatal para imponerse.» «Ecofeminismo», por Maria Mies y Vandana Shiva, 1993.

Para continuar dándonos encuadres donde poder sensibilizarnos más y más a nuestros cuerpos y emociones, al conocimiento y sabiduría necesarios de recuperar, y donde crear lazos de sororidad y cooperación, te compartimos nuestras propuestas de verano, especialmente diseñadas para que te des todo el tiempo para descubrir lo hermoso que puede ser disfrutarte entera y sentirte libre.

CURSO VINCULADO A LA TEMÁTICA: MENSTRUAR – Soberanía y autogestión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *