La energética del encuentro sexual

El cuerpo físico de los seres vivos posee vibraciones dentro suyo.

Ya lo dice la física cuántica: somos energía y vibración, no sólo materia. Nuestro cuerpo posee memoria emocional y energética. Sí, tenemos toda esa información dentro. Una de las ciencias holísticas más antiguas como el conocimiento védico (Yoga, Tantra, Ayurveda) explica y ahonda en este saber, y explica que los fluidos de nuestro cuerpo físico son los vehículos contenedores de la energía sutil o Prana.

Las vibraciones, el Prana, la energía, las memorias emocionales y energéticas, entre otros aspectos, se ponen en juego en el vínculo sexual con otras personas. Sumado a esto, la impronta de todo este intercambio es específicamente singular para un cuerpo con útero, ya que éste es un espacio contenedor, gestador y transmutador de energía. Este cuerpo se abre, energética y literalmente hablando, en el encuentro sexual.

El desconocimiento y la minimización de las implicancias del encuentro sexual por estar socialmente hipersexualizados, promovido, junto con la incomprensión de los aspectos emocionales y energéticos que implica, nos pueden llevar a la profunda erosión de nuestra autoestima. El fin de comprender e interiorizar este conocimiento no es el puritanismo, sino traer discernimiento sobre nuestras elecciones: conocer las cartas y el peso de ellas, para poder jugar el juego con total conciencia.

¡Por más intercambios y vínculos en los que sientas que podes ser libre y amadx!⠀⠀

CURSO VINCULADO A LA TEMÁTICA: Tantra para parejas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *