La salud hormonal y los hábitos cotidianos

En el Ayurveda existe un término llamado Dynacharya, que significa «proceso saludable para nuestro biotipo», y se refiere a los hábitos diarios que tenemos para sostener nuestra salud.

Si bien no voy a hablar sobre las características de los biotipos que plantea el ayurveda (conocidos como #doshas: vata / pitta / kapha / vata-pitta / pitta-vata / vata-kapha / kapha-vata / pitta-kapha / kapha-pitta ), sí quiero reflexionar sobre nuestras vidas occidentales, productivas y faltas de conexión con la naturaleza y el cuerpo (que en realidad también es «la naturaleza») y cómo ésto afecta nuestra salud hormonal, que no es otra cosa que la base fundacional de nuestra salud.

Las hormonas son transmisoras de mensajes que van de las glándulas que las segregan, hasta diferentes órganos y tejidos, estimulando sus receptores celulares y generando diferentes efectos. Como para sintetizar, podemos decir que existen hormonas inflamatorias y hormonas des-inflamatorias. Para las h.inflamatorias, sus respuestas están relacionadas a la «acción», ya que algunos procesos corporales son inflamatorios de por sí, pero también están inducidas por situaciones de estrés de diverso tipo, y ese es nuestro gran problema. Las h.des-inflamatorias están relacionadas también a procesos corporales que las necesitan, pero inducidas así mismo por el placer, el contacto, la confianza, la relajación, la respiración suave. Ambas son necesarias, pero en equilibrio. Si vivimos una vida de constante actividad (o pensamientos sobre todo «lo que falta», es decir, pensamientos orientados hacia la productividad), si los diferentes ámbitos de nuestra sociedad son violentos o vivimos micro-violencias cada día de nuestra vida, ¿qué tipo de hormonas crees que estarán segregandose en medidas preocupantes…?

Sí, hormonas inflamatorias. Como habrás experimentado, cambiar algunos hábitos es más fácil que cambiar otros. Cambiar hábitos cotidianos en relación al consumo es definitivamente más fácil que cambiar hábitos emocionales, para los cuales necesitamos bastante terapia, consciencia y prácticas-grupos de apoyo.

Son tan simples y a la vez complejas -por el contexto- las acciones y hábitos que nos devuelven a nuestro equilibrio hormonal y nutren nuestro sistema emocional y nuestro espíritu: Dinacharya, que también podríamos llamarle a nuestros pequeños rituales saludables, nos puede ayudar mucho con ello.

Por ejemplo, la piel es un órgano de nutrición y por lo tanto lo que pongas en ella va a ser absorbido hacia tus tejidos y a tu torrente sanguíneo. Si usas productos industrializados que contienen en sí disruptores endocrinos diariamente, vas a estar auto-generando un terreno ideal para el desequilibrio. Los disruptores endocrinos son sustancias químicas que pueden alterar el sistema hormonal. ¿Cómo? Estas sustancias, al ser ajenas al organismo, generan una respuesta inmunitaria, que produce hormonas inflamatorias.

Los disruptores endocrinos más comunes encontrados y utilizados en alimentos y artículos de uso personal son: ftalatos, parabenos, bisfenol-A (BPA), triclosan, flúor, cloro, pesticidas, herbicidas, hormonas, antibióticos, mercurio, metales pesados, polifluoruro y perfluoro-alquilo (PFAS), entre otros. Podés comenzar por elegir alimentos agroecológicos (bolsones), y otros productos y alimentos que en sus etiquetas manifiesten la no-utilización ni presencia de este tipo de químicos.

Volviendo a Dinacharya, les recomiendo comenzar la mañana temprano, con alguna práctica personal, de conexión con los elementos del mundo (agua, tierra, aire, fuego), con lo simbólico, o con el cuerpo. Algunas prácticas que propone el Ayurveda son el atmabhyangam (automasaje con aceite ~ la elección del aceite depende de tu tipo de piel, de tu dosha y de la estación… pero para simplificar un poco te sugiero aceite de coco si sos de piel caliente y rojiza, de sésamo si sos de piel fría o seca y oscura, de jojoba si sos de piel blanca, gruesa y fría), Garshana (cepillado en seco, puede ser con una esponja vegetal, dependiendo de tu piel), algunas ásanas de Yoga, pranayama (técnicas de respiración) y tantra (técnicas de liberación y conexión emocional), cenar temprano, usar luces tenues después de las 20pm, hacer descansos durante el día, entre otros.

Podrán encontrar algunos recursos gratuitos de los nombrados anteriormente en mis historias destacadas de Instagram y en mi canal de Youtube.

CURSO VINCULADO A LA TEMÁTICA: Nutrición menstru-ovulatoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *