Progesterona y ovulación: Cuidando tu salud hormonal

La progesterona ovárica es una hormona muy particular que -las personas que ovulamos- empezamos a generar una vez que empezamos a ovular. La única forma de generar esta progesterona es haber ovulado, no hay otra.

ALERTA DE SECCIÓN NERD 

¿Por qué no hay otra forma de generar progesterona? Se debe a que, para simplificar, el espacio que liberó el óvulo (folículo) dentro del ovario, se genera luego de ovular, una glándula temporal llamada cuerpo lúteo, que está programada para reabsorberse en aproximadamente 14 días después de haber sido creada. Esa glándula temporal es la que segrega progesterona.

La progesterona es LA hormona especial: Es desinflamante, opiácea, regula nuestras glándulas maestras endócrinas (eje HPA y eje OAT). Está encargada de que absorbamos y fijemos el calcio, de regular el ánimo en la fase post-ovulatoria / premenstrual. Es paliativa y disminuye/elimina el efecto de los estrógenos de la fase pre-ovulatoria (que son inflamatorias), cambia y reduce nuestra secreción de fluidos cérvico-vaginales. 

FIN SECCIÓN NERD 

En su energética emocional, el momento de mayor producción donde toda la energía que no fue hacia una progresión reproductiva, se introyecta y se pone disponible de forma creativa. 

Pero todas estas bondades no siempre suceden. Por eso te digo y recomiendo con todo mi amor y fuerzas: CUIDA TU PRODUCCIÓN DE PROGESTERONA. La necesitas y la vas a necesitar aún más. 

En nuestras comunidades atoradas con mandatos capitalistas y explotadoras, el interés está en los estrógenos o los androgénos. La progesterona no tiene gran valor social porque no se le ve valor productivo en comparación con el capital productivo. La alimentación y la rutina hegemónica es anti-progesterona (porque es anti-salud básicamente). Con esto quiero decir que nuestros hábitos no nos benefician es nuestra producción de progesterona y es fácil «perderla» y no generarla: no ovular (por falta de nutrientes, por estrés, por inflamación). O generar poca (por los mismos motivos), o que no alcance para paliar los efectos de una vida enormemente inflamatoria y por lo tanto vivir muchos síntomas desagradables durante la fase lúntea (post-ovulatoria / premenstrual) y durante la menstruación. 

NECESITAS TU PROGESTERONA PARA TU SALUD MENTAL. 

Ya llegarán los años (o quizás ya los estás atravesando) en los que la extrañes, y los efectos de los estrógenos se contrapongan a la progesterona y te desregulen por algún tiempo (o, con suerte/información/educación, no mucho tiempo!). Me estoy refiriendo a la perimenopausia, el momento en el que empieza a disminuir natural y progestivamente nuestra producción de progesterona hasta que dejamos de ovular y luego de menstruar. IMPORTANTE A SABER: La MENOPAUSIA es el momento posterior a todo esto, donde los estrógenos y por lo tanto los síntomas se calman. Se considera que entraste en la menopausia cuando pasó un año entero sin tener sangrado menstrual, si tenés más de 40-45 años. Todo lo que pasa antes de la menopausia es la PERImenopausia, con todos los posibles cambios debido al exceso de estrógeno: cambios hormonales, posibles síntomas, cambios psicoemocionales. Muy poco se habla de la perimenopausia y se la confunde mucho con la menopausia. Lamentablemente esta invisibilización lleva a que muchas personas la pasen mal y en silencio. Necesitamos que todo esto sea parte de la currícula de la educación sexual integral URGENTE. 

CUIDA TU PRODUCCIÓN DE PROGESTERONA. Es la base fundacional de tu salud hormonal y mental. 

¿Cómo cuidar la producción de progesterona? 

1) No utilices medicación que cancele tu ovulación (como los anticonceptivos hormonales)

2) Alimentate correctamente. Esto es diferente para cada persona. Te recomiendo que consultes con unx doc o nutricionista ayurvédicx para ver tus especificidades, pero no olvides que para ovular necesitas grasas saludables (no trans ni ultraprocesados, sino sobre todo del grupo de los omega3), carbs saludables (no de harina de trigo blanca, sino proveniente de verduras o granos integrales), vitaminas del complejo B, SOL (Vitamina D), minerales escenciales como el Magnesio y el Zinc. y NO necesitas consumir alcohol (desregula varias funciones hormonales), ni gluten (idem anterior), ni consumir alimentos con mucha azúcar ni mucho menos productos con azúcar refinada o JMAF agregado.

3) Descansa. Como dice Lara Briden, si tienes que elegir entre hacer ejercicio y dormir, duerme. Es esencial para tu ovulación y por lo tanto para producir progesterona. ¡Curas de sueño! Recién cuando estés mejor de tu cansancio acumulado, retoma el ejercicio más fuerte. Las caminatas ayudan mucho para dormir mejor. Regula tu sueño, baja las luces luego de las 8pm, dejá los dispositivos electrónicos y las pantallas antes de las 9pm. En todo caso una lectura relájate. Y cenar SIEMPRE temprano!

 4) Generá hormonas del placer – regularán todo tu sistema: Todos los días hacé algunas de estas cosas: Date masajes, date un baño de inmersión o una ducha larga, masajeate la piel con una esponja vegetal, hace una caminata en la naturaleza, tene sexo lento, suave, íntimo; leé poesía, hacé una clase de tantra, escribí tus sentimientos, hacé una meditación guiada, hacete mimos o pedilos!

¡Espero que esta guía te sirva para entender y empezar a gestionar tu salud hormonal!

CURSOS VINCULADOS A LA TEMÁTICA: Nutrición menstru-ovulatoria / Gineco-Ecología y método sintotérmico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *