Seed Cycling – Protocolo para ciclar con semillas para la regulación hormonal

Protocolo para Ciclar con Semillas para la regulación hormonal (Seed cycling)

Traducción (y agregados) por Sofía SloboParisí de la página https://thewomenswellnesscollective.com/

Seed cycling (ciclar con semillas) es un método a través del cual se utilizan varios tipos de semillas para apoyar las diferentes fases de nuestros ciclos menstruales-ovulatorios y así equilibrar los niveles hormonales, mejorar los síntomas premenstruales y de la perimenopausia, estimular la menstruación (si no está sucediendo), elevar la fertilidad y apoyar al cuerpo en la curación de afecciones más complejas como quistes ováricos, SOP (síndrome de ovarios poliquísticos) y endometriosis. Seed cycling es una forma maravillosa, natural y económica de apoyar al cuerpo, y es muy fácil de hacer. Simplemente utiliza el alimento como medicina como una modalidad curativa, reduciendo la necesidad de otras terapias, medicaciones, suplementos o hierbas. Cycling se refiere a la rotación de las diferentes semillas dentro de nuestras dos fases cíclicas mayores (fase folicular y fase lútea), lo cual ayuda a regular la secreción de hormonas dentro y fuera del cuerpo.

Sobre nuestro ciclo

Nuestros ciclos menstruales-ovulatorios tienen dos fases mayores:

  • La fase folicular (Fase 1) que comienza con la menstruación
  • La fase lútea (Fase 2) que comienza luego de la ovulación

En las acepciones tradicionales, las fases de rotación serían de 14 días en un ciclo de 28 días, comenzando la fase 1 con la luna nueva, y la fase 2 con la luna llena.

En la realidad, los ciclos de 28 días no suceden generalmente, y eso está bien. Un ciclo puede variar entre 21 y 35 días. Al no estar en ambientes naturales y estar desconectadxs de la naturaleza puede contribuír a que nuestros ciclos se desalinien de este ritmo antiguo, al experimentar niveles altos de estrés diario. Sin embargo, al usar el sistema de ciclo de semillas podemos ayudar a que tus fases menstruales se sincronicen con lo que está bien para tu cuerpo. Puede ser bueno también reconectar con la naturaleza la mayor cantidad de tiempo y veces que puedas, pasando tiempo al aire libre, practicando ejercicios de enraizamiento, conectando con las fases de la luna y mirando dónde está la luna varias veces a lo largo del mes.

Tené en cuenta que los cambios toman tiempo y necesitamos honrar los equilibrios delicados y sensibles de nuestros cuerpo. Probablemente tomará 3 a 4 meses de utilizar Seed Cycling antes de ver cambios, así que sé paciente y permite que el poder sanador de la medicina del alimento sane tu cuerpo. Es muy bueno continuar haciendo el ciclo de semillas, aún luego de que hayas notado cambios sustanciales.

*Consulta con una terapeuta integral si tienes problemas hormonales severos y necesitas ayuda particular

El ciclo de semillas utiliza la alternancia de diferentes semillas con alto contenido oléico específico y nutrientes para equilibrar las hormonas que prevalecen en cada fase. Utiliza esta guía de dos pasos para ayudarte a equilibrar y regular tus hormonas.

Cómo ciclar con semillas

Consume una cucharada sopera de cada una de las siguientes semillas recién molidas, por día, en partes iguales (serán 2 cucharadas soperas por día en total). Cuándo empezar depende de cuán familiarizadx estés con tu ciclo y cuán “regular” es éste. Te puede ayudar tener un diario cíciclo-menstrual o una aplicación de seguimiento del ciclo (te recomiendo Lunar App (o Kindara, si estás más avanzadx! donde podrás registrar los 3 biomarcadores de fertilidad).

FASE FOLICULAR

La fase folicular dura alrededor de 14 días, comenzando el primer día de la menstruación (esto puede variar considerablemente de persona a persona, ya que la fase folicular es una fase VARIABLE (puede durar 8 días, puede durar 14, puede durar 20. Siempre que tu cuerpo no haya ovulado aún, te podés considerar en fase folicular). En ésta fase, nuestros niveles de estrógeno comienzan bajos y suben constantemente, preparándose para la ovulación y un embarazo potencial. Los niveles altos -y subiendo- de estrógeno hacen que los niveles de la hormona luteinizante (HL – una hormona hipofisiaria), mientras que el estrógeno en decrecimiento causa la segregación de la hormona foliculo-estimulante (FSH – hormona hipofisiaria) por lo cual hay una línea delgada entre mucho estrógeno y muy poco estrógeno, y los niveles desequilibrados pueden causar estrago en éstas otras hormonas también. Si mantenemos los estrógenos equilibrados, los niveles de la HL y de la FSH también lo estarán.

Ciclar con semillas que contienen fitoestrógenos, ayudará. Los fitoestrógenos son una fuente vegetal de estrógenos que se adaptan a los niveles estrogénicos del cuerpo. Incrementan los niveles de estrógeno cuando es necesario, pero también pueden ayudar a que los niveles de estrógeno excesivos disminuyan. Esto sucede gracias a los lignanos, que se unen a los receptores estrogénicos de las células y ayudan a modular la producción de estrógenos. Junto con los fitoestrógenos, las semillas tienen alto contenido de Omega3 y ésto es muy beneficioso ya que ayuda a reducir la inflamación del cuerpo, regula los niveles de FSH y ayudan a las membranas reproductivas en su funcionamiento.

Junto con el ciclo de semillas, la suplementación con aceite de pescado durante la fase folicular puede ser un beneficio adicional ya que tiene un poder anti-inflamatorio fuerte y es otra gran fuente de Omega3.

Comienza la fase 1 del ciclo de semillas el primer día de tu sangrado menstrual y continúa por aproximadamente 14 días. Si puedes determinar tu día de ovulación (chequeando tu fluido cervical o el cambio térmico a través de la medición de la temperatura basal), utiliza las semillas de la fase 1 hasta el día en que puedas confirmar la ovulación. Si tu fase folicular dura más de tres semanas, esto puede indicar que puedes estar teniendo desequilibrios.

Semillas de Lino

  • Alto contenido de lignanos para regular el estrógeno
  • Alto contenido de Omega3

Semillas de Zapallo

  • Ricas en zinc, micronutriente que prepara al cuerpo para la secreción de progesterona en la fase siguiente
  • Alto contenido de Omega3

FASE LÚTEA

La fase lútea tiene una duración de por lo menos 10 días, y una duración menor es un claro indicador de baja progesterona y posibles problemas de fertilidad. La progesterona es responsable de fortalecer el endometrio (revestimiento uterino) y facilitar la implantación del cigoto, y para llegar a niveles adecuados de progesterona necesitamos como mínimo 10 días. El fase lutea trae consigo la caída repentina de los estrógenos, FSH y HL, lo que ocurre luego de la ovulación. Allí es donde los niveles de progesterona deberían comenzar a subir inmediatamente. Los niveles de estrógeno también suben nuevamente durante esta fase, y si suben mucho son responsables de los síntomas premenstruales. La progesterona mantiene al estrógeno en regla, por lo cual ayudar a mejorar los niveles de progesterona es vital para la salud reproductiva. En esta fase, necesitamos enfocarnos en la obtención de Omega6, que se convierte en ácido gammalinoléico (GLA) en el cuerpo, ayudando a los niveles de progesterona y reduciendo la inflamación en el cuerpo, relacionada a los síntomas premenstruales.

Comienza la fase 2 luego de confirmar la ovulación, o luego de dos semanas de aplicar la fase 1, para ayudar a equilibrar tus hormonas. Si tienes un ciclo irregular o sufres de amenorrea, una fecha en la que puedes comenzar es el primer día de la luna nueva. Esto te ayudará a llevar un seguimiento del ciclo de semillas y te permitirá hacer la alternancia de semillas.

Semillas de sésamo

  • Alto contenido de lignanos que modulan los niveles de estrógeno y progesterona
  • Ricas en Omega6 (se convierte en GLA en el cuerpo)

Semillas de girasol

  • Alto contenido de selenio, lo cual ayuda al hígado a prevenir el exceso de hormonas, resultando en la eliminación correcta de las hormonas del cuerpo
  • Ricas en Omega6 (se convierte en GLA en el cuerpo)

Aceite de Onagra (Bonus)

  • Alto contenido en GLA y otro importante ácido graso de Omega6
  • Ayuda a reducir los síntomas premenstruales

Recordatorios

  • Siempre utiliza las semillas crudas (no las tuestes ni las sazones) para asegurarte que tienen sus propiedades medicinales completas. Usa semillas orgánicas si puedes conseguirlas.
  • Las semillas tienen alto contenido graso y pueden oxidarse si las dejas a la luz del sol o en una temperatura cálida. Trata de mantenerlas en un lugar oscuro y fresco – preferiblemente la heladera.
  • Las semillas comienzan a oxidarse 15 minutos después de que son molidas, por lo cual consumir una molienda fresca es lo mejor. Si esto te es inconveniente o no puedes hacerlo siempre, guarda semillas molidas en el freezer y toma la porción cuando la necesites.
  • Las semillas pueden ser consumidas con otras comidas. Pruébalas en un batido, ensalada, sopa o granola. Si vas a agregarlas a una comida caliente, agregalas al plato cuando estés por comer, para evitar que se pierdan los nutrientes con el calor.

CURSO VINCULADO A LA TEMÁTICA: MENSTRUAR – Soberanía y autogestión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *