Dolores y molestias menstruales

¿Por qué me duele menstruar?

Hay varias respuestas para esta pregunta. Pero primero, la pregunta es necesaria para dejar de NORMALIZAR el dolor. El dolor NUNCA es indicio de salud. Que les suceda a muchísimas personas, es otra cosa.

Duele el útero.

~Salvo que tengas alguna afección particular, lo que duele -si duele- cuando menstruás, es el útero, no los ovarios~

¿Qué produce el dolor? Aquí algunas causas que encontré a lo largo de años de investigación en la temática:

– Duele la rigidización del útero a causa de la socialización represiva hacia las personas menstruantes, sus ciclos, su cuerpo, sus fluidos; cuando menstruamos, el útero necesita moverse, y si toda la musculatura esta hipertonica o hipotónica, ésto genera dolor.

– Duele la negación de la propia sexualidad y de los ciclos naturales biológicos y fisiológicos que nos habitan; lo que no se nombra no existe, pero si sí existe, el cuerpo genera síntomas para que le atendamos.

– Duele la pérdida de contacto con la naturaleza, sus elementos y sus ciclos, aspectos de la vida con la que nos co-regulamos

– Duele la pérdida de movilidad de la pelvis y pérdida de vitalidad del útero y suelo pélvico por la vida en la ciudad, las décadas de escolarización en pupitres y los posteriores trabajos de oficina (interrupción del movimiento natural del cuerpo y de la pélvis);

– Duele la inflamación que genera la disrupción endocrina debido a: mala alimentación a través de “alimentos” ultraprocesados

– Duele la inflamación que genera el uso de productos de gestión menstrual descartable

– Duele la inflamación que generan los químicos provenientes de productos de cosmética, higiene y limpieza

– Duele la inflamación crónica que genera la falta de nutrición, la falta de descanso, el estrés y las exigencias, entre otros.

Recomendaciones generales:

  • Reconectar con nuestros ciclos y con nuestra sabiduría corporal y emocional (podés anotarte en nuestros talleres Recupera tu Ritmo o Ciclo de Gineco-Ecología y Ciclicidad)
  • Darle lugar a la molestia y al dolor, que nos va a llevar a DESCANSAR
  • Encontrar formas de nutrirnos de nuestro amor y contención
  • Utilizar toallitas de tela (y/o copita menstrual) para dejar de llenar nuestro cuerpo (y la naturaleza) de químicos tóxicos (contenidos por toallitas descartables, tampones y protectores diarios)
  • Regar con nuestra sangre menstrual (se diluye en varios litros de agua) como forma de re-significar el sangrado
  • Darnos placer sexual-genital de formas que nos relajen. Auto-explorarnos (podés anotarte a nuestro taller Anatomía del Placer para aprender más)
  • Llevar un registro amoroso de nuestros ciclos menstruales, explorarnos, reconectarnos y comenzar a conocernos a nosotras mismas. Hay todo un universo inexplorado en nuestros propios cuerpos y fisiología (podés anotarte en nuestros talleres Recupera tu Ritmo o Ciclo de Gineco-Ecología y Ciclicidad para aprender a hacerlo)

Abordajes naturales para la raíz del dolor

  • Trabajo emocional – Preguntas que pueden servirnos: ¿Qué me duele dejar ir? ¿Le estoy dando lugar a mi descanso, a mi “sombra”, a mi tristeza, a mi dolor físico y emocional? Si sos mujer, ¿qué me duele de serlo?
  • Trabajo físico sobre los músculos del suelo pélvico (tantra, bioenergética, gimnasia hipopresiva)
  • Relajación y reconexión con el útero. Recuperación de los canales bio-neuro-emocionales a través de técnicas de meditación y relajación uterinas.
  • Suplementar el MAGNESIO. Se puede consumir como cloruro de magnesio (se compra en farmacias o dietéticas y en su envase indica cómo se toma).
  • Alimentarte bien: consumir grasas e hidratos de carbono es necesario para tener un ciclo sano. La falta de nutrientes afecta al útero. Si no tenés una alimentación saludable y orgánica, va a ser necesario que tomes suplementos (naturales) de vitaminas (sobre todo el complejo B), calcio, hierro, etc.
  • DESCANSAR BIEN. Sentirte satisfecha con la cantidad de tiempo que dormis diariamente.
  • Consumir Tintura madre de Artemisa Vulgaris unos días antes de menstruar y los primeros días de tu sangrado (ayuda a regular los estrógenos y por ello las prostaglandinas inflamatorias, que su exceso es una de las causas del dolor uterino)

Podés pedirnos un acompañamiento a través de sesiones individuales para aprender sobre tu ciclo y sus particularidades, y sanar las raíces emocionales de posibles afecciones

Abordajes para el dolor (no resuelven la raíz, pero te ayudan a transitar el malestar)

  • Calor en forma de bolsa de agua caliente o almohadilla de semillas, u otros. El útero está hecho de fibras musculares. El calor ayudará a que se relaje y afloje el dolor.
  • Auto-masaje suave (idealmente con aceite de sésamo y TM de valeriana y/o artemisa)
  • Vaso de agua tibia con una cucharada de cúrcuma y miel (es analgésico y antiespasmódico)
  • Hacer meditaciones que involucren la respiración y el útero
  • Consumir Tintura madre de Valeriana (es relajante muscular) y/o de artemisa vulgaris (ayuda a que se libere oxitocina y esto relaja los músculos y trae mucho bienestar).

CURSO VINCULADO A LA TEMÁTICA: MENSTRUAR – Soberanía y autogestión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *